Dujovne y Sturzenegger presentaron los lineamientos económicos de la presidencia argentina del G20, en Washington


El Ministro de Hacienda y el Presidente del Banco Central compartieron una conferencia de prensa junto a sus pares alemanes, para dar por finalizado el año del grupo económico del Foro Internacional, bajo la presidencia alemana.

A continuación, el discurso del Ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne y el Presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger:

Nicolás Dujovne

Gracias – es un placer estar aquí hoy junto al Presidente del BCRA Sturzenegger para comentarles acerca de la presidencia Argentina del G20.

Es verdaderamente un honor poder ser anfitriones del G20 el próximo año. Para nosotros, es la frutilla del postre de una agenda de reformas domesticas ambiciosa y de una estrategia de re-integración con el mundo. Argentina está aquí para quedarse.

Tuvimos la oportunidad de informar a nuestros colegas sobre los objetivos de Argentina en la última reunión de Ministros y Presidentes de Bancos Centrales bajo la presidencia alemana. Felicito a Alemania por este año exitoso.

Somos muy conscientes que estamos tomando las riendas del G20 en un contexto crítico – una década del comienzo de la crisis financiera global. Sabemos muy bien los pasos que se tomaron para evitar una depresión global y los logros del G20 desde ese momento. Confiamos que, en nuestro año, el G20 continúe como institución de gobernanza global influyente. Y, para lograr ese objetivo, armaremos una agenda enfocada y relevante globalmente. También acordaremos una agenda que promueva justicia y sustentabilidad para la comunidad internacional.

Me gustaría resaltar dos tendencias del contexto económico global que hemos considerado cuando desarrollamos nuestra agenda:

En primer lugar, los signos positivos de un crecimiento global firme mientras que la productividad es baja, por lo que los riesgos permanecen y no hay espacio para la complacencia.

En segundo lugar, los avances en la tecnología (en términos tanto de ritmo y alcance) están remodelando nuestra economía global. Estos avances proveen una oportunidad para impulsar el crecimiento económico y mejorar los niveles de vida.

Creemos que es central para la agenda del G20 de crecimiento sólido, sostenido, equilibrado e inclusivo aprovechar la oportunidad de los cambios tecnológicos y mitigar los desafíos. Por este motivo, Argentina querrá explorar el tema del Futuro del Trabajo. Quisiéramos construir un entendimiento de los impactos actuales y potenciales de los avances tecnológicos sobre la productividad, crecimiento, empleo y desigualdad, y explorar las posibles respuestas de política.

Consideramos que es un momento oportuno para llevar las discusiones sobre el Futuro del Trabajo a la escena global porque los posibles impactos de los avances tecnológicos no son inevitables. Depende de nosotros, responsables de las políticas, diseñar los resultados. Al tener esta mirada estratégica hacia adelante, podemos promover la inclusión y asegurar que estamos preparados para recoger los beneficios de las tendencias transformacionales que se están llevando a cabo.

Frenaré aquí y paso la palabra al Presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, quien desarrollará nuestra visión sobre otros temas que queremos examinar el próximo año.

Federico Sturzenegger

Gracias Ministro Dujovne. Me gustaría también felicitar a Alemania por su exitosa presidencia. Es claramente una tarea intimidante tomar las riendas de Alemania, pero Argentina está lista para el desafío.

Nicolás ha dado la idea general de nuestra visión sobre el Futuro del Trabajo. Junto a la misma, quisiéramos también explorar en más detalle acerca del financiamiento a infraestructura.

Creemos que inversión en infraestructura completa el paquete de políticas requerido para enfrentar el contexto económico global delineado por Nicolás. Sabemos que la inversión en infraestructura puede fomentar el crecimiento y la productividad. También puede proveer a los ciudadanos de acceso físico y digital que los empoderará para alcanzar las oportunidades de la economía del futuro. En suma, es crítico para el desarrollo.

Movilizar capital privado para la inversión en infraestructura resulta crítico para alcanzar este objetivo. Por lo tanto, durante nuestra presidencia trabajaremos hacia la visión de desarrollar infraestructura como una clase de activo.

Consideramos que es oportuno empezar a concretar esta ambición. La necesidad de infraestructura es urgente en muchos países, especialmente en el mundo en desarrollo. Al mismo tiempo, el pool de ahorros privados en busca de rendimientos no tiene precedente, especialmente en las economías avanzadas.

Perfeccionar los instrumentos financieros que tenemos y fomentar la creación de nuevos para poder catalizar la inversión en infraestructura tiene potencial para enfrentar ambas cuestiones a la vez, y es exactamente lo que estamos proponiendo durante nuestra presidencia. Es también la clase de objetivo para el cual es necesaria una acción coordinada y el ejemplo de por qué el G20 tiene un rol clave para jugar en la agenda de política global en el futuro.

Desarrollar infraestructura como una clase de activo y lidiar con los desafíos que presenta el futuro del trabajo puede parecer muy ambicioso. Pero también lo fue responder de manera colectiva a la crisis financiera global, fortalecer la arquitectura financiera internacional y revisar el sistema financiero internacional. De la misma manera que el G20 ha logrado todo aquello, creemos que podemos asumir estos nuevos desafíos.

Esperamos con ansias recibirlos a todos ustedes en Argentina en unos meses.
Muchas gracias.